8 cosas que debes saber antes de hacerte un ‘cover up’ 11 noviembre, 2019

Especialistas cover up en Madrid

Como especialistas en ‘cover up’ en Madrid, podemos asegurar que esta es una técnica cada vez más demandada entre nuestros clientes. Se trata de cubrir con un tatuaje otro que ya no nos gusta o, incluso, tatuajes mal pinchados. 

¿Se pueden cubrir todos los tatuajes? Para ser exactos diremos que casi todos. En algunos casos no será tarea fácil, por eso la primera recomendación es pedir una cita con el tatuador para que sea él quién analice cada caso de manera particular.

Si estás pensando en someterte a esta técnica, hay una serie de consideraciones que debes tener en cuenta.

Consideraciones previas según nuestros especialistas en ‘cover up’ en Madrid

  1. La zona a cubrir debe estar completamente cicatrizada para no dañar la piel. Es decir, si te acabas de hacer un tatuaje y el resultado no es el que esperabas, debes esperar a que esté completamente cicatrizado para pintar de nuevo sobre él. Además, que te lo acabes de hacer no juega a nuestro favor. El ‘cover up’ es más efectivo si se trata de un antiguo tatuaje desgastado que un tatuaje relativamente fresco.
  2. ¿Tengo que tapar mi antiguo tatuaje con tinta negra? No tiene por qué ser así. Es cierto que mucha gente tiene esta creencia, pero son muchas las posibilidades y soluciones que existen. Hay diferentes estilos artísticos de tatuaje para conseguir que salgas satisfecho con un trabajo de calidad.
  3. No obstante, el nuevo diseño debe realizarse en función del que ya tenemos. ¿Esto qué quiere decir? Que si, por ejemplo, queremos tapar un tribal negro y en su lugar dibujar un retrato, el resultado no sería óptimo, ya que el nuevo diseño tiene muchas zonas claras y se verían las rayas negras en la cara. La ayuda y asesoramiento del tatuador será crucial para conseguir un buen trabajo.
  4. ¿Duele mucho realizarse un ‘cover up’? Si ya te has hecho un tatuaje, no habrá sorpresas. El ‘cover up’ es prácticamente lo mismo. El dolor depende de la zona a trabajar y la sensibilidad de cada persona.
  5. No es necesario recurrir al láser para eliminar parcialmente el tatuaje anterior. Esta técnica simplemente pinta encima un nuevo diseño, de tal forma que el anterior no se ve, pero no se elimina. 
  6. ¿Cuánto puede costar un ‘cover up’? El precio depende del tamaño, del tiempo y del trabajo que lleve realizar el nuevo diseño del tatuaje. En todo caso, es mucho más barato que eliminarlo con láser y luego volver a tatuar la zona.
  7. Ojo con querer conseguir que desaparezcan deformidades, cicatrices o bultos frutos de un mal trabajo anterior o por una mala reacción de la piel a la tinta. Visualmente se pueden cubrir, pero la deformidad o bulto seguirá existiendo.
  8. ¿Cómo se cuida un ‘cover up’? Exactamente igual que un tatuaje hecho sobre piel virgen. La piel pintada se cubre con un apósito curativo que deberás llevar durante 24 horas. Después se retira, se lava bien la zona con agua y jabón neutro y se vuelve a tapar con un nuevo apósito.

Si después de leer este artículo te sigue quedando alguna duda sobre el ‘cover up’, no dudes en contactar con nosotros. Customizarte es tu centro especializado en este tipo de técnicas.